Este es el secreto de las japonesas para nunca tener acné, tendrás piel de bebé toda la vida

Hoy te vamos a platicar sobre un secreto que por cientos de años han utilizado las mujeres japonesas. Si reflexionas un poco sobre ellas y su apariencia física, ¿cuándo has visto a una con acné? Probablemente nunca. Por el contrario, tienen cutis suave y terso, con el que pueden ser la envidia de muchas.

Su belleza y su hermosa piel son de las cosas que más admiramos en ellas, y eso se debe en gran parte a que tienen muy buena alimentación.

Es parte de su cultura evitar alimentos procesados; casi no comen frito o grasoso, y su dieta se basa principalmente en comida fresca y poco condimentada, como el arroz. Por eso tienen, en general, mejor salud que las occidentales.

Dado que la cultura japonesa, y en específico su alimentación, tienen muchos beneficios, quisimos compartir contigo una antigua receta curativa que va a dejar tu rostro como el de ellas en muy pocos días.

Hay una razón por la cual los japoneses comen mucho arroz: tiene mucha fibra y ayuda a la desintoxicación, que es el primer paso para limpiar el rostro.

El arroz tiene muchísimos beneficios para la salud, y a continuación te enseñaremos a hacer una mascarilla que ayudará a recuperar la juventud que has perdido, o quizás aquella que quieras mantener por mucho tiempo más.

Si eres una persona muy estresada, te expones mucho al sol o te desvelas en exceso, deberías poner atención y empezar a evitarlo. Pero mientras lo haces, este consejo te será muy útil. Adiós arrugas, ojeras y acné.

Ingredientes:

Una cucharada de miel

Una cucharada de leche

3 cucharadas de arroz

Primero que nada debes hervir el arroz. Luego cuélalo y no tires el agua, pues la utilizarás más tarde. Una vez que tengas en arroz cocido, agrega la leche y mezcla vigorosamente, después añade la miel y vuelve a mezclar.

Antes de aplicarla asegúrate de tener la cara bien limpia y sin loción ni crema. Coloca la mascarilla y déjala descansar de 40 a 45 minutos. Al tener la mezcla en toda la cara inmediatamente sentirás cómo se refresca. Si quieres lograr un mejor descanso puedes ponerte una rodaja de pepino fresco en cada ojo.

Después de ese cómodo descanso enjuágate la cara con el agua en la que herviste el arroz; que debe estar ya tibia para entonces. Esta infusión tiene antioxidantes que ayudan a mejorar la circulación de la sangre en el rostro.

Con esta receta seguramente tendrás piel más lisa y sana. Aplica una vez por semana y muy pronto te sorprenderás con los maravillosos resultados.

Be the first to comment

Deja un comentario